Consejos de aplicación

Es recomendable fundir la manteca de KARITÉ en la palma de la mano antes de su aplicación. No obstante se puede calentar al baño maría para su aplicación como mascarilla capilar o como aceite de masaje.
  • Protección del cabello: se puede utilizar bien como mascarilla, o bien como tratamiento preventivo. Como mascarilla, la noche anterior al lavado del cabello, se aconseja masajearlo con una buena cantidad de manteca de KARITÉ y envolverlo en una toalla caliente de forma que su queratina pueda absorber toda la que necesite (si se dispone de poco tiempo, aplicar al menos una hora antes de lavar el cabello). Como tratamiento preventivo aplicar una pequeña cantidad de manteca de KARITÉ sobre el cabello seco, después del lavado, para darle brillo y vitalidad.
  • Hidratación de la cara: aplicar manteca de KARTÉ sobre la totalidad del rostro insistiendo en la base de la nariz y las comisuras de los labios. Masajear durante 10 minutos.
  • Masaje corporal: extender la manteca de KARITÉ de los pies a la cabeza masajeando el cuerpo hasta su total absorción, insistiendo en las articulaciones, dedos de los pies, talones y uñas.
  • Cuidado del bebé: aplicar la manteca de KARITÉ todos los días para prevenir las irritaciones.
  • Antes de la práctica deportiva: acelera la puesta en condición y el calentamiento.
  • Después de la práctica deportiva: permite una recuperación más rápida. Relaja los músculos y atenúa los efectos de las agujetas.
  • Exposición al sol: aplicar la manteca de KARITÉ como complemento de las cremas solares, antes y después de tomar el sol para conseguir un bronceado uniforme.
  • Depilación: una vez finalizada aplicar manteca de KARITÉ en las zonas depiladas para aliviar la piel.
  • Afeitado: una vez finalizado aplicar una fina capa de manteca de KARITÉ en la cara, extendiéndola bien.